- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Teruel existe pero está deshabitada

SE PLANTEA USAR LA CIUDAD COMO TRASTERO

El Ministerio de Política Territorial ha confirmado esta mañana que la ciudad de Teruel existe, tal y como venían sospechando los miembros de la coordinadora ciudadana llamada, precisamente, «Teruel existe» y constituida en 1999. A raíz de las sospechas de dicha asociación, el Gobierno inició una investigación para determinar el estatuto ontológico de Teruel y, tras 11 años de comprobaciones, se ha confirmado que es una población aragonesa que da nombre a toda una provincia.

«Los expertos no han hallado habitantes en Teruel, por lo que sería la ciudad ideal para guardar los trastos viejos que hay en España», afirma el vicepresidente Manuel Chaves. Aunque la plataforma «Teruel existe» ha aplaudido que se reconozca al fin la existencia de la ciudad, lamenta que se ponga en duda ahora la de sus habitantes. Chaves, sin embargo, es contundente al respecto: «Los investigadores llegaron al lugar por la noche y encontraron a un grupo de personas que sólo estaban de visita y venían de Zaragoza. También había un perro. Luego dieron una vuelta por los alrededores y, como no había mucho movimiento, regresaron a Madrid. Si hay turolenses, no los percibe el ojo humano».

Son muchos los españoles que desconfían de la versión del Gobierno, especialmente los que se autodenominan turolenses. «Yo nací en Teruel hace cuarenta y tres años y, por lo tanto, me muestro escéptica ante esta situación» comenta Laura Lahorda, portavoz de la coordinadora «Teruel existe». Lahorda admite que los integrantes de su plataforma nunca han discutido la existencia de los habitantes de Teruel «porque desde Descartes nadie se ha puesto a cuestionar su propia existencia y menos en España, donde lo prioritario es el paro». No descarta bautizar de nuevo la coordinadora ciudadana con el nombre «Los habitantes de Teruel, que existe, existen ellos mismos también».

Manuel Chaves ha mostrado su «más profundo respeto» hacia todos aquellos españoles que se creen habitantes de Teruel. «Sólo les pido que no se dejen llevar por la emoción ahora que sabemos que la ciudad existe. Lo mejor es que sigan la carretera principal de su población hasta llegar a los límites de ésta y se fijen bien en el cartel de bienvenida. Si pone ‘Teruel’ es que están en lo cierto. A no ser que la señal esté mal puesta, claro», ha añadido el ministro. De hecho, un equipo del CSIC lleva más de 15 años comprobando que los carteles de las ciudades españolas se corresponden con éstas.