- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Miles de espermatozoides, abandonados a su suerte en un baño público

SE BUSCA CON URGENCIA A UNA MUJER QUE QUIERA ALBERGARLOS

La encargada de la limpieza de una gasolinera de la autovía Igualada-Cervera ha encontrado esta mañana una legión de espermatozoides abandonados a su suerte en los lavabos del establecimiento. Sin saber qué hacer para reanimarlos, la mujer ha avisado al encargado de la gasolinera, que los ha recogido en tres fases depositándolos en un pañuelo de celulosa «e intentando mantener la temperatura corporal a base de calentarlos a intervalos muy cortos en el microondas».

Aunque los Mossos d’Esquadra han acudido al lugar de los hechos con premura, ha sido imposible hallar a una voluntaria que quisiera albergar a los espermatozoides, los cuales han ido perdiendo fuerzas sin remedio hasta que sólo han quedado dos ejemplares con vida. «Los dos supervivientes mantienen sus constantes vitales pero, si no encuentran pronto un óvulo al que fecundar, caerán en un estado depresivo que minará aún más sus defensas» explica el jefe de servicio del Hospital Gabriel Perelló de Igualada. El hecho de que se desconozca al propietario de los espermatozoides dificulta la localización de mujeres voluntarias, por lo que las autoridades han hecho un llamamiento público para que el sujeto que los abandonó se haga cargo de la situación. «Es un drama humano fruto de la crueldad», ha declarado el cardenal Rouco Varela.

Las cámaras de seguridad registraron la noche de ayer a siete clientes de género masculino entrando en el baño de la gasolinera. Las autoridades intentan determinar, por la expresión de los sospechosos, cuál de ellos podría haber eyaculado minutos antes de abandonar el local. «A uno de ellos no se le ve el rostro siquiera y luego todos los demás tienen expresiones más bien circunspectas. Aunque lo normal es esperar caras de satisfacción, también es cierto que hay personas que eyaculan con rabia o que luego permanecen en un estado de indiferencia absoluta», explica uno de los agentes.

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, se ha sumado a los lamentos de Rouco Varela y ha exigido medidas preventivas al Gobierno. «Dramas como este justifican la instalación de cámaras de seguridad en los lavabos públicos», ha declarado. José Luis Rodríguez Zapatero no ha dudado en calificar el suceso de «irreparable pérdida» pero ha querido matizar que «lo urgente ahora es encontrar a una mujer para esos espermatozoides y luego ya se verá si conviene tomar medidas concretas. En todo caso, no se decidirá nada deprisa y corriendo».