- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La DGT prohibirá conducir con un dedo metido en el ano

EL HÁBITO PUEDE DESPISTAR A LOS CONDUCTORES

Desde los medios de comunicación se ha cuestionado esta iniciativa de la DGT porque se teme que la campaña genere un efecto llamada: se cree que muchos ciudadanos que hasta ahora desconocían la costumbre de conducir con los dedos en el ano se sentirán inclinados a apuntarse a esta tendencia.

«No se cae en este hábito a través del boca oreja precisamente», replica Liaño. «El principal detonante son los semáforos en rojo. Es muy común introducir los dedos en la nariz cuando se detiene el coche en un cruce y, poco a poco, esta manía va creciendo en complejidad», argumenta el director de la DGT. El principal obstáculo para penalizar este comportamiento es que es difícil detectarlo «más allá de la cara de beatitud que ponen los automovilistas que, efectivamente, llevan el dedo introducido en el ano».

Este periódico ha podido contactar con una persona acostumbrada a conducir con varios dedos en el recto. «Es un subidón, tiene el encanto de lo prohibido y de la velocidad», declara este testimonio anónimo. Y explica también que en los polígonos cercanos a Barcelona suelen organizarse carreras ilegales en las que se conduce de esta manera. Además, el perdedor está obligado a oler la mano del que gana. Aunque la Policía asegura que investigará el asunto, reconoce que «muy pocos se atreven a señalar con el dedo a los que conducen así».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.