- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cádiz formará parte de Galicia para que una chica apruebe un examen de geografía

ES LA HIJA DE UN IMPORTANTE BANQUERO

El equipo docente del instituto de Marta Navarro no considera extraordinarias las medidas propuestas para facilitar el aprobado de la alumna. «Tiene que superar esa prueba porque, en fin, hemos recibido presiones» explica Ángel Cipreste, profesor de geografía. «Al final nos hemos dado cuenta de que es más fácil hacerlo de este modo que repitiendo el examen. Así que adaptamos lo que es España a sus respuestas y aquí paz y después gloria».

«No podíamos decir que la respuesta era correcta si no lo era», explica el jefe de estudios. «Así que ahora lo que hemos hecho es no cambiar la respuesta, sino sus condiciones de verdad. Por tanto, ya podemos decir sin temor a equivocarnos que las provincias de Galicia son Lugo, La Coruña, Pontevedra, Orense y Cádiz, tal y como apuntó Marta en su examen. De hecho, fue la única persona de su clase que contestó correctamente».

Aunque reconocen que no ha sido fácil poner de acuerdo a todos los gaditanos para que se reconozcan como gallegos, los profesores consideran que «dentro de lo que cabe» han tenido suerte: «Si llega a fallar en el examen de matemáticas o a decir que las bacterias son mamíferos no sé qué hubiéramos podido hacer al respecto», explica el jefe de estudios.

Las repercusiones sociales y políticas del examen de Marta no se han hecho esperar. Manuel Fraga afirma sentirse muy orgulloso y satisfecho de acoger a los gaditanos como gallegos. «Rojeña mefistes uña tramullar. Ozú, qué caló, joé», ha declarado a los medios con un acento propio de un oriundo de Jerez de la Frontera mientras inauguraba una escuela de Muñeiras junto a la gaditana playa de La Caleta.

Los gaditanos, por su parte, aseguran que se esforzarán todo lo posible para adoptar las costumbres gallegas. Por ahora están empezando a contestar a las preguntas con más preguntas y comienzan a mirar con desconfianza. Algunos, incluso, creen sentir morriña y están deseando volver a Galicia pese a que muchos de ellos no han salido de Cádiz jamás.