Según un sondeo realizado por la consultora Sigma Dos, alrededor de 150 mil disléxicos españoles tienen pensado votar al SPOE en los próximos comicios. Es la primera vez que las estadísticas sobre la intención de voto analizan de forma independiente a los votantes que padecen dislexia, hecho que ha permitido desvelar que hasta ahora, cuando acudían a los colegios electorales, miles de disléxicos no encontraban ninguna opción política que concordara con las siglas del partido en el que ellos habían decidido depositar su confianza. “Pasaban entonces a engordar las cifras del absentismo electoral porque, como no veían las papeletas del SPOE por ningún lado y no se atrevían a preguntar para no quedar en evidencia, volvían a su casa esperando tener más suerte la próxima vez” declara Ramiro Máez, portavoz de la consultora. Los resultados del estudio demuestran, según la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, que “por culpa del lío de las siglas el PSOE ha perdido votantes que le correspondían”.

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha advertido que “cada partido es responsable de sus campañas de comunicación y de sus siglas. El Partido Popular está pensado para satisfacer las necesidades de todos, incluso de los disléxicos, que pueden acudir a nosotros aunque pongan la ‘p’ de la derecha a la izquierda y la de la izquierda a la derecha. Tampoco podemos saber seguro que los que querían votar al SPOE se refirieran en realidad al PSOE. Es mucho suponer. No nos creamos más listos que los disléxicos. No les utilicemos con fines electoralistas”.

La intención del Partido Socialista es ofrecer en las próximas papeletas electorales ejemplares para disléxicos en los que el nombre del partido sea SPOE. Ello evitaría las confusiones, pero no parece fácil la aplicación de esta medida porque, tal y como apunta Rajoy, “un partido no puede tener varias siglas y varias papeletas con distintos nombres, así que cada cual deberá aceptar las siglas que le han tocado y, si no, haberlo pensado mejor en su día”.

Según la psicóloga Rosa Freixa, “la problemática de los disléxicos ha sido muy estudiada en el ámbito de la pedagogía, pero no en el de la política. Muchos disléxicos que aseguran ser de izquierdas en realidad se acercan a las posturas de la derecha, y también ocurre a la inversa. Que encima los partidos políticos tengan siglas complejas dificulta aún más el asunto. Y estamos hablando aproximadamente de un 10% del electorado español”.

A raíz del conflicto sobre las siglas del Partido Socialista, el director del diario ABC, Ángel Expósito, ha planteado la posibilidad de crear un partido político de derechas con las mismas siglas que el periódico. “Tendríamos al electorado disléxico de nuestro lado, todo serían facilidades para ellos”, ha declarado Expósito.

José Ragcía, portavoz de la Federación Española de Dislexia (FEIDSYOQUESÉ), ha emitido un comunicado en el que anuncia que “noticias como la presente promueven la burla y el menosprecio hacia los miles de españoles que sufrimos esta terrible dolencia, por lo que pondremos el caso en manos de nuestros adobagos”.