El máximo responsable de la Dirección General de Tráfico, Pere Navarro, ha presentado esta mañana en una rueda de prensa los resultados de la implantación del carné por puntos en España. Navarro ha destacado que “las infracciones, especialmente en zona urbana, han disminuido considerablemente: antes representaban el 24% y ahora suponen el 18%. Está claro, por lo tanto, que el permiso por puntos ha sido una medida exitosa que conviene mantener y perfeccionar”.

En el marco de este afán de perfeccionamiento, la DGT pretende incorporar “un elemento positivo y de motivación” en el sistema de los puntos. “Pensamos en las infracciones como en algo que debe ser castigado, pero también es verdad que algunas de ellas generan accidentes espectaculares cuyos responsables sufren lesiones graves y traumas. Cuando, después de lo ocurrido, el conductor encima pierde puntos de carné, se siente apaleado. Esto debe cambiar”, ha declarado Pere Navarro. A partir de ahora, los accidentes considerados estéticamente impactantes compensarán la hazaña del conductor añadiéndole puntos al carné.

Algunos periodistas han planteado la posibilidad de que esta nueva medida aliente a los conductores a efectuar maniobras temerarias con el fin de recuperar puntos que hayan perdido. “Cuando hablamos de accidentes espectaculares nos estamos refiriendo a trompazos realmente fuera de serie. No es suficiente empotrarse contra un muro. Esto lo hago yo. Ahora bien, si antes de empotrarte contra el muro atraviesas la planta baja de El Corte Inglés, das dos vueltas de campana y provocas una colisión múltiple, entonces consigues un verdadero ‘combo’ y los puntos que te den te los habrás ganado de calle”, ha aclarado el director de la DGT, añadiendo que “llevo muchos años en esto y he visto de todo. El protagonista de un hostión de campeonato casi nunca buscaba ese efecto, el azar es determinante. Y cuando suena la flauta, allí tenemos que estar nosotros para reconfortar”.

En 2003 el propio Navarro envió a la familia de un accidentado un DVD con la grabación que las cámaras de la autopista habían realizado en el momento del siniestro. “Fue impresionante: se salió de la calzada, atravesó el parabrisas y se quedó colgando de un anuncio de Martini. Lo cual fue especialmente brillante porque iba borracho. Quise que la familia viera lo que había conseguido porque él estaba en coma y no pudo relatarlo. Obviamente, añadí risas enlatadas”, ha explicado.