- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

«Cuando canto que he roto corazones es que los he roto de verdad»

Queco Caminos es el cantautor del momento. Aunque ya hace más de diez años que se dedica al mundo de la música, ha sido en 2010 cuando ha empezado a gozar de cierto éxito con su disco «Estoy sonriendo en blanco y negro», que describe literalmente la portada del álbum. «Mi música se basa en mi vida. Hasta ahora mis canciones eran aburridas porque mi vida también lo era, así que ahora vivo al límite y mi música ha mejorado», me cuenta mientras entramos en la pizzería en la que hemos quedado.

«Mis canciones son como esta carta de menú, que si pone que la pizza lleva atún, pues luego lleva atún. Que no miente, vaya. Yo no entiendo mi música de otra manera, no sé cómo lo harán los demás, pero si digo que me he enamorado es porque me he enamorado, no me invento nada», dice después de pedirle al camarero una pizza cuatro quesos. «Por eso me revientan los que dicen no sé qué de la luna. Sólo Armstrong puede cantar de eso, y me refiero al astronauta, por supuesto. Los demás que se callen porque no saben de lo que hablan».

Y es que Queco asegura que las canciones que escribe reflejan literalmente vivencias suyas. Todas y cada una de ellas: «Mi primer disco, ‘Viviendo en el entresuelo’, no terminó de cuajar porque por aquel entonces yo trabajaba de teleoperador y vivía con mis padres. Los dos singles fueron ‘Un minuto, en seguida le atiendo’ y ‘Llama antes de entrar, mamá’. Con ellos vi que tenía que cambiar de vida».

Primero vivir, luego cantar. Esa es la máxima del cantautor, de modo que, si Queco quiere hacer una canción sobre una novia que le desprecia y que le engaña con otro, lo que hace es buscar una joven con mal genio y ligera de cascos. «Claro que no siempre sale bien, a lo mejor resulta ser una chica de su casa y te queda un disco sobre limpiar el polvo y comer con los suegros», explica. «Tienes que salir a la calle a buscar tus canciones. No puedes esperar a que te ocurra algo».

El método de Queco le ha traído no pocos problemas; su conflictividad es lo que ha hecho que en 10 años sólo haya publicado 5 discos. «Cuando escribí ‘Intruso de tu hogar’ me detuvieron por allanamiento de morada y acabé en la cárcel. Pero esa experiencia me permitió componer luego ‘Fichado’, ‘Huellas dactilares’, ‘Me declaro culpable de tu amor’ y ‘Agachándome a por tu jabón, recibí tu amor’. Esta última no se editó porque no gustó a la discográfica», dice mientras espera que le traigan el postre.

Ya terminando la comida, Queco Caminos se sincera y hace un balance de la música actual. «Yo pensaba que cuando Manolo García decía lo de ‘Arena en los bolsillos’ era porque se había metido arena en los bolsillos de verdad, porque cuando yo digo lo de ‘Te arranqué el corazón una tarde de verano’ es porque realmente aquella tarde de verano hice algo horrible. No tengo tanta inventiva como para hacer metáforas y tonterías», confiesa con desdén. Y entiendo, mientras salgo a toda prisa del restaurante, que habla en sentido figurado, recurriendo a una analogía poética que no termino de captar.

Restaurante Il Posto.

– Pizza de atún.
– Pizza cuatro estaciones.
– Lambrusco.

Total: 16 euros.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones