- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Pregunta por una calle y le dibujan el mapa de España

"AHORA SÉ DÓNDE ESTÁ MURCIA, PERO SIGO SIN VER CLARO CÓMO LLEGAR A MI DESTINO"

Raúl Romea, natural de Barcelona, se ha cruzado esta mañana con un turista alemán que le ha preguntado por la localización de la calle Ganduxer. Romea no se ha conformado con indicarle la ruta a seguir sino que se ha ofrecido a repasar con él toda la geografía y la historia de España, llegando a dibujar, incluso, un atlas de la Península. «Ha estado hablándome durante media hora de sitios que no me interesan para nada y, cuando pensaba que me dejaba ir, ha hecho que le acompañara a una papelería en la que ha comprado una cartulina para dibujar el dichoso mapa», explica el turista.

Raúl Romea ofrece una versión muy distinta de los hechos: «Así son los turistas, sólo les preocupa lo inmediato y lo concreto. Pero no sirve de nada saber la localización o la historia de tal o cual monumento si no se sabe nada de España, de su identidad o de sus gentes. Hay extranjeros que saben más que yo de El Prado pero que no tienen ni idea de dónde está Murcia, que en el fondo es más importante».

Según Romea, además, la extensa explicación que ofreció al turista no se debe sólo a un alarde de españolismo sino al hecho de que la ubicación de un punto geográfico no se puede despachar en un minuto. «La opción fácil hubiera sido decirle lo de ‘la primera a la derecha’, pero esa respuesta es parcial, no le hubiera servido para llegar a esa calle estando en Suecia o en Orlando. Si alguien me pregunta algo, voy hasta el final», explica. «¿Y por qué doy explicaciones tan completas? En fin, para contestar a esa pregunta debería remontarme a mi más tierna infancia», añade. Al fin de la presente edición, Romea aún está explicando la tendencia de su padre a coleccionar ganado, hecho que, según él, es esencial para entender el por qué de su conducta.

El turista alemán, por su parte, se lamenta de que, pese a la ayuda del señor Romea, siga sin ser capaz de llegar a la calle Ganduxer por mucho que conozca al dedillo qué son las fallas, el morcón de Tudela o dónde está Cuenca.