- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Los esquimales se hartan «de este clima de mierda»

SE HAN CANSADO DE ESPERAR A QUE LA COSA MEJORE

Los habitantes de las regiones árticas del planeta se han cansado de esperar a que mejore el clima y están planteando la posibilidad de emigrar a zonas más cálidas «que tengan Internet a ser posible», en palabras de Tapiriit Kanatami, líder del pueblo de los inuit. Al comparar su contexto climatológico con el de otros países, los esquimales han acabado concluyendo que lo suyo «no es ni medio normal», insiste Kanatami, quien apunta además que «eso de rezar al dios Kaila para pedirle que suba la temperatura parece que no acaba de chutar».

Son muchos los expertos que recomiendan a los esquimales un cambio gradual de hábitat porque una subida brusca de la temperatura podría afectar a su organismo. «No, si tardaremos unos diítas aún porque primero tenemos que aprender a andar con zapato normal y hacer las maletas. Nunca hemos hecho una maleta y, aunque muchos trastos no tenemos, a mí me gustaría llevarme alguna foca para picar por el camino aunque luego no me dejen facturarla en el aeropuerto», aclara Kanatami.

Pese a que no han decidido aún cuál será el país de destino, los esquimales descartan el continente africano «porque allí toca el solecito pero para mal». El presidente palestino Mahmud Abás ya ha advertido que «aquí está todo petado y bastante tenemos con lo que tenemos». Tapiriit Kanatami no descarta empezar por Suecia e ir avanzado hacia enclaves mediterráneos «sin movernos de la zona euro, porque bastante nos costará abandonar el intercambio de especies como para encima tener que aclararnos con varias divisas».

Para tranquilizar a la población esquimal, Kanatami ha asegurado que «todos aquellos que acaben sintiendo nostalgia del frío podrán acudir a los centros comerciales, donde siempre ponen el aire acondicionado a tope».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.