- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un científico convence a varias moscas para que no vayan a la mierda

"PARA ELLAS ES COMO HABER SUPERADO LA EDAD MEDIA", ASEGURA

-

El doctor Rob Millikan, biólogo de la Universidad de Connecticut, ha logrado influir en el comportamiento de las moscas comunes evitando que se acerquen a los excrementos «para hacer eso tan raro de frotarse las manos y sacar un tubo negro de la boca como fumándose el cagarro», en palabras de Millikan. El biólogo llevaba tiempo obsesionado con este hábito antihigiénico que presentan los dípteros desde tiempos inmemoriales y, finalmente, ha logrado que, en vez de centrarse en las heces, se dediquen a pegarse a las ventanas para observar los coches.

«He podido comprobar que las moscas son como los abuelos: tienen costumbres muy arraigadas y manías bien tontas. Les gusta observar y poner esa cara como de estar tramando algo. Hay que insistir, pero si consigues que se distraigan con otra cosa, acaban cambiando un hábito por otro», explica el científico. La idea de Millikan es aplicar sus técnicas en otros ámbitos. «Lograr que Eminem dejara esto del rap y se centrara en los estudios sería fantástico», asegura.

La comunidad científica ha aplaudido el hallazgo de Rob Millikan y, en concreto, sus compañeros de la Universidad de Connecticut se alegran de que «esta historia que se trae con las moscas haya tenido un final feliz. Nosotros ya estábamos buscando la manera de apartarle de ellas y de las cacas, porque estaba el laboratorio lleno de porquería».

En España, un portavoz del CSIC ha admitido que se estaban llevando a cabo investigaciones parecidas pero sin resultados destacables: «Nuestro proyecto para evitar que Fernando León siguiera con lo del cine se estaba complicando un poco, pero ahora al menos sabemos que es posible conseguir que las moscas no se acerquen a él».