- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

McDonald’s, obligada a esparcir las cenizas de un empleado en uno de sus locales

EL FALLECIDO UTILIZÓ SUS ÚLTIMAS VOLUNTADES PARA VENGARSE DE LA EMPRESA

Tras perder una batalla legal con las autoridades neoyorkinas, la multinacional McDonald’s tendrá que satisfacer las últimas voluntades de uno de sus empleados esparciendo sus cenizas en la franquicia de la calle Bowery en la que éste trabajaba. La empresa alega que el fallecido era conocido «por las tensas relaciones con sus superiores» e interpreta sus últimas voluntades como «una macabra venganza que perjudica no sólo a McDonald’s sino también a sus clientes».

Tanto los familiares del difunto como sus propios compañeros prometieron remover cielo y tierra para que la empresa cumpliera con su obligación moral e incluso amenazaron con esparcir ellos mismos las cenizas en el restaurante aún sin contar con el beneplácito de los propietarios. Finalmente, esto no ha sido necesario y el propio encargado del local ha anunciado que escampará mañana los restos del trabajador en la cocina y en las mesas de los clientes tal y como se especifica en el certificado de últimas voluntades. «Lo que no haré será disfrazarme de Ronald McDonald y cantar. Por ahí sí que no paso», ha declarado el encargado.

«Su muerte ha tenido más sentido que toda su vida. Es mi héroe. Después de aguantar las imbecilidades del jefe durante diez años, ha demostrado que la venganza es un plato que se sirve frío y en una urna y que quien ríe el último ríe mejor. Bien por él» declara uno de los compañeros del fallecido, que está redactando también un documento de voluntades anticipadas «en el que exijo el uso de ventiladores de gran potencia para crear un tornado de cenizas».

No es la primera vez que una empresa se ve obligada a cumplir a regañadientes las últimas voluntades de un miembro de su plantilla. Un contable de General Motors pidió que su inmediato superior recitara un poema sobre la muerte utilizando el sistema de megafonía de la empresa y sabiendo de antemano que era tartamudo.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones