Ayer por la tarde, un habitante de Almonte (Huelva) visitó la ermita de El Rocío y pudo escuchar unas psicofonías provenientes de la imagen de la Virgen según las cuales ésta se alegraba de haberle podido dar un puesto al sacerdote Francisco Javier Romero quitándoselo así “al hijo puta”.

La filtración llega en un momento clave, puesto que Romero acaba de ser designado nuevo párroco de Almonte en sustitución de José Frades, director espiritual de la Hermandad Matriz y Rector del Santuario. Romero se había disputado el puesto con el diácono José Domingo Martín, a quien la Virgen se estaría refiriendo supuestamente como “el hijo puta”.

El obispo de Huelva ha reconocido ante los medios que el suceso ha llegado al Vaticano, donde se ha generado cierto revuelo. “Es altamente probable que las voces no hayan sido bien interpretadas puesto que la Virgen nunca hablaría de este modo”, ha declarado el obispo. El cardenal Rouco Varela asegura que llevará a cabo una investigación y ha pedido a los fieles prudencia y respeto a la Virgen del Rocío.

El diácono José Domingo, por su parte, ha confesado su “honda preocupación” por las palabras que supuestamente habría proferido la Virgen. “La fe que tengo en Dios y en la Virgen del Rocío es inquebrantable, pero tras largos años de servicio a la Iglesia uno no espera que las instancias más altas le falten al respeto de esta manera”, ha puntualizado.

Es la primera vez que La Reina de las Marismas se pronuncia sobre algún tema relacionado con la parroquia de Almonte. Tampoco consta la existencia de psicofonías con insultos en el seno de la Iglesia católica, aunque en 1996 un miembro de la comunidad fue excomulgado tras decir que Jesucristo siempre le había parecido “un joven bastante gilipollas”.