“Con este nuevo sistema, cualquier seguidor de Cristo podrá actualizar constantemente su posición, comunicándola al resto de la comunidad. Me refiero no sólo a la posición física sino también a la moral. Ahora no habrá excusas para alejarse del Señor”, proseguía Javier Echevarría durante la presentación del servicio. “Creemos que estas nuevas herramientas comulgan perfectamente con la Obra y que pueden hacernos mucho bien a todos”.

La organización ya regaló hace años a sus miembros cuentas de correo gratuitas. Con este nuevo servicio de geolocalización, vinculado a una red social, la institución se une a la senda iniciada por Google. “Pero nosotros, a diferencia de Google, nos comprometemos a respetar la privacidad de cada usuario. En nosotros sí que se puede confiar”, ha recalcado monseñor Echevarría.