El hallazgo de dinitrotolueno en los restos de los explosivos utilizados por los terroristas en los atentados del 11-M ha sacado a la luz nuevas incertidumbres sobre aquella masacre, según apunta el diario El Mundo. El director del periódico, Pedro J. Ramírez, cree que estos nuevos datos no sólo vuelven a poner en evidencia la “teoría islamista” y a refutar la sentencia, sino que apuntan a que el fabricante de los artefactos explosivos podría haber sido Flipy, el científico loco de “El Hormiguero”, el programa infantil de las noches de Cuatro.

“Los islamistas procedentes de Mina Conchita nunca han tenido acceso a los hidrocarburos que se hallaron en los análisis de los explosivos, pero no así Flipy, que los ha utilizado varias veces en su programa para hinchar globos y hacer experimentos divertidos, a veces sobre pedos”, reza un artículo de El Mundo. “En el programa puede estar ensayando a diario, delante de toda España, una nueva arma mortífera. Su risa ridícula esconde un cinismo atroz que pone los pelos de punta”.

Pedro J. Ramírez ha hecho referencia en su videoblog a las investigaciones llevadas a cabo por su periódico. “La incógnita del autor intelectual ha dejado de ser un misterio”, dice con su habitual tono de voz aflautado. “Podría ser una de las hormigas o bien, tal y como algunos considerarán, alguien situado unos eslabones más arriba. Cuatro es una cadena vinculada a la izquierda que se vio muy favorecida por la llegada del PSOE al poder. Flipy, con su apariencia despistada, podría ser sólo el brazo ejecutor de una larga cadena de mando que conduce a alguien muy importante. A alguien que quizá es presidente de algo. Como un país o algo así. Pero Dios me libre de acusar a Zapatero de nada”.