- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Descubren un cactus que se hacía pasar por funcionario

NADIE SOSPECHÓ NADA

«El cactus estaba llevando su trabajo adelante del mismo modo que lo hacía Fernández», explica uno de los superiores del funcionario mientras se come un bocadillo sobre unos informes. «Incluso daba menos guerra, porque Fernández siempre perdía los papeles y en el caso del cactus los encontrabas donde los habías dejado. Sin procesar y tal, pero en su sitio. No es mejor trabajador que él, pero tampoco es peor. Y encima dicen que los cactus absorben la radioactividad que generan los ordenadores, así que de algún modo es más activo que muchos funcionarios que puedes encontrar por aquí».

Es tal la capacidad de mantener el orden del cactus que muchos compañeros aprendieron a clavar post-its en sus púas. Pese a ello, ninguno de sus compañeros se preguntó dónde podría estar el verdadero Ismael Fernández. «Bueno, esta es la filosofía de la Administración: si algo funciona, no preguntes», dice uno de los trabajadores.

La Policía se ha personado esta mañana en casa de Ismael para comunicarle que se denunciará a su cactus por robo de identidad. Ismael ha respondido que la planta no es suya y que alguien la dejó en su escritorio una mañana. «Y entonces me di cuenta de que, si se quedaba el cactus en mi lugar, la cosa seguía igual. Y aproveché la oportunidad», explica. Sus jefes están considerando expedientar al funcionario pero el papeleo que conlleva les hará desistir «casi seguro». Además, dado que el cactus no requiere que nadie lo riegue, lo dejarán donde está.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.