- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Conectarán a Jesucristo a la red eléctrica

SE PODRÁ CARGAR EL MÓVIL ENCHUFÁNDOLO AL SEÑOR

Siempre reacia a adoptar las nuevas tecnologías, la Iglesia se ha decidido, al fin, a enchufar a Nuestro Señor a la electricidad para adaptarlo a los cambios que han ido surgiendo gracias a la luz desde el siglo XIX. Fue este mismo domingo cuando el Papa, en la homilía «Corriente alterna del amor», explicó los motivos por los que la Santa Sede se ha decidido a dar el paso que muchos altos obispos venían pidiendo desde hacía tiempo.

Benedicto XVI lanzó un mensaje inequívoco en el que da claras instrucciones a sus sacerdotes para que adopten «la nueva mentalidad de la fuerza electromagnética» y utilicen la electricidad en sus labores de evangelización. El Papa anima con su decisión a sus pastores a utilizar enchufes, transformadores y bombillas (de las antiguas, eso sí) como nuevas vías para llegar a las comunidades. A partir de ahora, diversas representaciones de Jesús colgarán del entramado eléctrico, y las figuras de las iglesias contarán con luces de colores y cargadores para el móvil.

«El hecho de que muchos feligreses puedan venir a cargar el teléfono móvil a la iglesia puede ser un buen reclamo», explica un párroco barcelonés, «y enchufar el aparato al Señor es ya un tipo de comunión eclesiástica».

Muchos creyentes se han sentido decepcionados tras comprobar que Jesús tiene que hacer uso de cables y otras ligaduras terrenales. «Muchos creíamos que Dios y la Providencia eran inalámbricos. Yo ahora me imagino el altar de la iglesia como la tele de plasma de mi casa, muy brillante por delante pero con un lío de cables por detrás que no podría deshacer ni el mismo Satán», explica un feligrés que afirma que seguirá rezando desenchufado. «Las misas deben ser como Nirvana, y no me refiero al estado espiritual sino al grupo: es decir, mejor en acústico y rollo ‘unplugged'».