- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Le sustituyen los pulmones por una bolsa de El Corte Inglés

LO CUBRE LA SEGURIDAD SOCIAL

-

Un equipo de cirujanos del Hospital del Mar, en Barcelona, efectuó ayer una innovadora operación quirúrgica consistente en sustituir los pulmones afectados de un paciente por una bolsa de El Corte Inglés. Los médicos tomaron la decisión de intervenir urgentemente, y con los medios que tuvieran a su alcance, para librar al enfermo de una situación crítica que, de no ser por la bolsa de plástico, habría terminado en tragedia.

«No podíamos esperar a un trasplante de pulmón y se nos estaba muriendo. Yo había comprado unos calcetines en El Corte Inglés, me acordé de la bolsa y pensé que había que intentarlo. El riesgo de que se produjera un rechazo en el organismo era muy bajo porque El Corte Inglés lleva en España desde 1890 y la marca está muy integrada en el imaginario de todos los españoles» explica el doctor José Colde-Mardeñas. El paciente se encuentra estable en estos momentos pero un portavoz de El Corte Inglés ya se ha ofrecido a facilitar al cirujano una bolsa más grande si en la actual no cabe todo.

«Mi marido es de tirarlo todo pero yo siempre insisto en que me gusta conservar dos o tres bolsitas de plástico porque nunca sabes cuándo las vas a necesitar. Espero que esta experiencia sirva para que me dé la razón» declara la esposa del paciente, que aunque no acostumbra a frecuentar centros de El Corte Inglés porque le agobian las aglomeraciones se siente tranquila «porque lo bueno de estos sitios es que, si tienes algún problema con lo que has comprado, te lo cambian. Espero que hagan lo mismo con la bolsa si se rompe. Yo compro en un supermercado del barrio en el que te cobran las bolsas. Me estremezco al pensar que mi marido podría haber muerto allí por no llevar suelto encima».

El doctor Colde-Mardeñas confiesa que la intervención es todo un hallazgo con repercusión internacional pero admite que tuvo que regresar a casa con sus calcetines nuevos metidos en el pulmón izquierdo del paciente. «Están hechos una mierda y no los puedo devolver porque olvidé el ticket en la bolsa», se lamenta.