- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La Asociación Contra la Compra Compulsiva exige más dinero al Gobierno

"NO NOS FÍAN NI EN LAS TIENDAS DE LOS CHINOS", SE QUEJA SU PRESIDENTA

Andrea Palacios asegura que ya no tiene fondos para ayudar a los suyos.
Andrea Palacios, presidenta de la Asociación Contra la Compra Compulsiva (ACCC), ha difundido esta mañana un comunicado a los medios donde critica duramente al Gobierno de Zapatero por la situación de desamparo en la que se encuentra su organización. «Pedimos dinero antes de las fiestas navideñas -que es cuando más nos necesitan nuestros afiliados-, pedimos dinero a finales de diciembre para afrontar con dignidad la cuesta de enero y volvemos a pedir dinero ahora para poder seguir luchando» afirma Palacios.

Al parecer, la ACCC se ha quedado sin fondos y necesita urgentemente adquirir «ordenadores personales para atender a los afectados a través de una conexión a Internet como mínimo de diez megas, webcams para mejorar la interacción con ellos, micrófonos inalámbricos para dar conferencias, varios proyectores para ver vídeos terapéuticos, cámaras y trípodes para grabar esos vídeos, focos para iluminarlos… En fin, que si no conseguimos todo esto hoy mismo y ocurre algo grave, la culpa habrá sido del Gobierno», insiste Palacios.

«La suma de dinero que hemos destinado a esta entidad supera con creces las cantidades percibidas por otros colectivos, que han sabido autofinanciarse» explica la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, haciendo referencia a la Asociación para la Reinserción de Mujeres Prostituidas, que en virtud de un acuerdo con la Asociación Española de Adictos al Sexo ha podido satisfacer sus necesidades presupuestarias. Andrea Palacios asegura que «ya intentamos colaborar con la Asociación de Adictos al Juego pero vendían todo lo que nosotros comprábamos para saldar sus deudas».

El nuevo ratón inalámbrico de Apple, clave para la ACCC.

Andrea Palacios asegura que «cuando nos comparamos con las asociaciones de fuera, es desesperante». En los Estados Unidos son muchas las organizaciones que disponen de alta tecnología para combatir la adicción al consumismo, entre otras patologías: «Tienen navegadores GPS para que los enfermos sepan en todo momento dónde están y cómo acudir a la asociación si lo necesitan, tienen ordenadores de última generación, actualizados siempre para que nadie sienta la necesidad de comprar uno más nuevo y, sobre todo, tienen ese ratón blanco inalámbrico y Multi-Touch que acaba de sacar Apple y que no vale ni ochenta euros. Si el Estado no puede permitirse esto, alguien lo tendrá que comprar, y si ese alguien se convierte en adicto al consumismo habrá sido por culpa de la dejadez del Gobierno», se lamenta Palacios.

La presidenta de la ACCC, que lleva ocho años al frente de la organización, cree que se verá obligada a vender sus acciones de El Corte Inglés si la situación no mejora. «Sería una lástima porque en sus establecimientos nos conocen a todos por el nombre y nos ayudan si alguno de nuestros afiliados padece una crisis».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.