- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Descubren a una mujer que rasca

EL INVIERNO PODRÍA HABER AFECTADO A SU EPIDERMIS

Los científicos pretenden ampliar su estudio con la idea de descubrir si este fenómeno se da también en otras mujeres. De momento, no descartan una pandemia. «Tenemos aún pocos datos pero creemos que ese vello podría generarse en situaciones de estrés, sobre todo en las mujeres casadas o en aquellas mujeres solteras sin posibilidad de mantener relaciones y que, por tanto, viven en un estado permanente de ansiedad que podría hacer que la epidermis generara pelo a la manera de un hombre» explica José Franela, uno de los científicos que llevará a cabo la investigación. «Tampoco descartamos que las bajas temperaturas puedan contribuir a este fenómeno pues, según ha explicado Juan, el crecimiento del vello de su mujer empezó a darse en otoño. Podría tratarse de algún tipo de gripe estacional que sólo afecta a las mujeres».

De momento, los científicos tienen dificultades para encontrar voluntarias que quieran someterse a las pruebas de textura cutánea. «Hasta ahora sólo tenemos conjeturas que hay que contrastar pero ninguna mujer accede a que la usemos como cobaya. Ni siquiera algunas de nuestras compañeras de profesión. Y es una lástima porque no sabemos qué otro tipo de síntomas o patologías podrían derivarse de este repentino cambio de morfología. Podría provocar también una pérdida del apetito sexual o un agriamiento del carácter», aventura Franela.

Mientras los expertos tratan de encontrar voluntarias, Juan tiene que seguir conviviendo con su mujer. «Yo hago ver que no me importa porque entiendo que ella también lo pasa mal aunque no se queje y se haga la despistada. Cuando le vieron el bigote los del CSIC se quedaron impresionados, pero si llegan a mirar debajo de la bata de boatiné se hubieran asustado de verdad con lo que hay allí debajo», explica con los ojos llorosos.