- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Un jubilado amenaza con escribir poesía

SU FAMILIA PIDE QUE SE LE INCAPACITE

Eduardo Moragas, ingeniero retirado, amenaza a su familia con dedicarse por completo «al noble arte de la poesía», para el que considera que está claramente dotado «aunque el trabajo había impedido hasta ahora que transformara en versos todo lo que siento». Agotada ya la vía del diálogo, sus amigos y allegados buscan desesperados un resquicio legal que permita declarar a Moragas incapacitado para dedicarse a la escritura. El jubilado no descarta tampoco escribir «una novela rural cuyo trasfondo sería el amor» y su primera composición, «Salud, astro lactante», viene acompañada de un Power Point con música y fotografías de su nieto recién nacido.

«Tardó muchos años en adquirir prestigio como ingeniero y como profesional y ahora echará a perder su dignidad escribiendo cursilerías», se lamenta su esposa Anita. Eduardo no atiende a las advertencias de sus familiares y está convencido de que «cualquiera que tenga la sensibilidad y el amor a la palabra que yo tengo podrá apreciar mi poesía. Como escritor me declaro dubitante y solipsista, no me achanto ante las dudas y el miedo de los que temen aquello que no comprenden. Un enigma, un reto, un horizonte, esto es lo que siento ser al tiempo que voy siendo. Un paseante de la palabra, un flâneur».

Los colegas de Moragas aseguran que «antes era normal y hablaba como cualquiera de nosotros, pero ahora parece que se haya tomado algo. Mucho té aromático, por ejemplo» explica Andrés, que estudió ingeniería con Eduardo.

El abogado de la familia cree que es difícil evitar legalmente que Eduardo deje de escribir poemas, «a no ser que se le declare mentalmente incapacitado, cosa que nos daría ciertas esperanzas aunque tampoco nos aseguraría nada». La esposa del poeta afirma que «si sigue hablando como habla, con esas cosas que dice de los pétalos que son molinillos y que escupen al viento con su aroma, creo que lo de la locura es una opción. Realmente parece que esté majara o que sea francés».

Para mostrar la gravedad del asunto, la familia ha difundido a los medios el poema «Salud, astro lactante» y espera que sirva para generar alarma y concienciación social:

«El Rey de la Casa nació
por la mañana y alumbró
con su dulce aliento
todo mi sentimiento.
¡Ay, cómo pasa el tiempo!
Gracias por su visita».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones