A thoughtful man sitting behind a desk.


Un equipo de expertos pesimistas estadounidenses ha publicado un informe que certifica que todo es una mierda. “Era algo que sospechábamos desde hacía tiempo y, de hecho, casi todo el mundo lo ha corroborado alguna vez exclamando ‘vaya mierda’ o incluso ‘qué mierda es todo'” explica el sociólogo Roger Feyerd. Parece, pues, que existen bases reales que permiten decir que está todo fatal y quizá el dato más revelador del estudio es el que confirma la idea de que podemos morir en cualquier momento. “Incluso cuando parece que la cosa mejora, puedes morir o quedar totalmente incapacitado”, sentencia Feyerd.

“Un tanto por ciento muy elevado de quienes han dicho alguna vez que no hay para tanto no se encuentran entre nosotros actualmente. Quiero decir que están muertos, y eso que llegaron a pensar que no había para tanto” insiste el experto, quien añade también que “no se trata de ver la botella medio llena o medio vacía. El problema es que es todo agua del grifo”. Los estudiosos reconocen que la Edad Media “era más mierda que esto de tener Internet y calefacción, pero imagínate qué mierda es todo que ya nos conformamos con cualquier mierda que sea menos mierda que las mierdas del pasado”.

El propio informe admite que las conclusiones no descubrirán nada nuevo a nadie, aunque subraya el logro de haber convertido en objetiva una percepción que hasta el momento se consideraba muy personal. “De todos modos, el estudio ese también es una mierda si lo analizas fríamente”, matiza Roger Feyerd.