- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Le expulsan de un gimnasio porque iba todo sudado

EL CENTRO ALEGA QUE LA FALTA DE HIGIENE ES INADMISIBLE

Los responsables de un gimnasio del centro de Madrid obligaron ayer a Gabriel Filebo, ingeniero de 45 años, a bajar de su bicicleta estática y abandonar el centro de inmediato porque estaba empapado en sudor e incomodaba al resto de clientes. «Hay cosas que no se pueden tolerar en un gimnasio. Una de ellas es la falta de higiene. La gente acude aquí para ver y ser vista, es un entorno tranquilo y de alto standing que no admite olores fuertes ni actitudes desagradables», explica el director del gimnasio. El año pasado, una señora también fue expulsada «porque hacía un ruido raro, como si estuviera defecando con dificultad».

Filebo ha declarado que no solicitará la readmisión «porque yo mismo me sentía incómodo viendo que era el único que hacía ejercicio en este sitio. La gente se sienta en las bicicletas o anda a paso de tortuga en la cinta de correr dedicándose a charlar con los demás, a ligar o incluso a cerrar acuerdos empresariales. Yo vine aquí porque el médico me recomendó que hiciese deporte».

Una clienta del establecimiento asegura que la actitud de Gabriel Filebo es inadmisible: «Tú estabas haciendo yoga o cosas espirituales y al lado le veías a él resoplar como un cerdo. Si quiere sufrir, que se vaya a una mina de carbón o algo. Era como cuando te traen la compra del mes los chicos de El Corte Inglés, que de subir escaleras algunos huelen un poquito mal y tienes que pedirle luego a la asistenta que limpie la casa a fondo».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones