- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La crisis en Honduras provoca la derrota del Real Madrid

LOS JUGADORES, PENDIENTES DE LOS COMICIOS EN UN PAÍS MILITARIZADO

Cristiano rogaba calma y prudencia a los hondureños.
Gracias a un gol de Ibrahimovic en el minuto diez de la segunda parte, el Barça se erigió ayer como ganador en el Camp Nou frente a un Real Madrid totalmente obsesionado con los comicios en Honduras. Coincidiendo con la celebración del partido, unos 4,6 millones de hondureños elegían a su próximo presidente y los jugadores del equipo blanco no pudieron abstraerse de tamaño acontecimiento.

Manuel Zelaya, el mandatario depuesto y refugiado en la Embajada brasileña en Tegucigalpa, llamó a la abstención al considerar que las elecciones eran un fraude orquestado por Roberto Micheletti. El clima, por lo tanto, era muy tenso y el miedo se apoderó también del terreno de juego en Barcelona. Cristiano Ronaldo intentó centrarse en el partido pero admite que «cuando se celebra un sufragio en un país completamente militarizado, el miedo a que haya protestas y coacciones es imposible de disimular». Guardiola asegura que su equipo también notaba la presión de la política internacional, pero estaba mentalizado y se sobrepuso. «Supongo que la polémica por el Estatut nos ha curtido», argumenta el técnico.

El conjunto visitante se centró en la línea defensiva y el técnico Manuel Pellegrini iba tranquilizando a su equipo con gestos que indicaban que en Honduras todo transcurría sin incidentes. Pese a todo, las miradas al banquillo por parte de los jugadores del Real Madrid eran constantes y el Barça supo aprovechar las distracciones.

«El candidato Elvin Santos dice que un grupo de exaltados está lanzando granadas para que la gente no acuda a las urnas», exclamó en el descanso el arquero blaugrana Víctor Valdés. El comentario alarmista del jugador consiguió alterar al oponente, aunque Pellegrini insistió en que se trataba de «un pequeño grupúsculo de opositores» que sólo había provocado «un foco aislado de violencia». Los nervios, sin embargo, se intensificaron en la segunda parte del encuentro, momento en el que el Barça marcó al grito de «¡Viva Honduras!».

«Podemos jugar con lluvia, incluso sin el equipo adecuado, pero estar al cien por cien en el terreno de juego mientras en Honduras se están celebrando unos comicios que no cuentan con la legitimación de la comunidad internacional es francamente difícil. No digo que a los barcelonistas les dé igual lo que ocurre fuera de Cataluña y del Estatut. Pero es un hecho que han sabido ignorarlo e incluso aprovecharlo para debilitarnos», explica el delantero Gonzalo Higuaín.

El presidente blaugrana, Joan Laporta, declaró que «nosotros estamos acostumbrados a trabajar en contextos de opresión política pero entiendo que otros no lo estén. Sea como fuere, lo de Honduras nos preocupa a todos por igual y, por lo tanto, no me sirve como excusa». Cristiano Ronaldo replicó tras el partido que «me da igual Laporta y me da igual el partido. Yo sólo quiero la paz en Honduras».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones