- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Ejército español celebra la entrada del año 1994

AFRONTA EL RETO DE SERVIR A UNA SOCIEDAD CAMBIANTE

El Consejo Superior del Ejército -representado por el Rey Juan Carlos, la ministra de Defensa Carme Chacón y el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, Carlos Villar Turrau- encabezó anoche la celebración por la llegada de un nuevo año para las Fuerzas Armadas. «Debemos encarar el futuro con ilusión y determinación, dispuestos a prepararnos ya para los retos venideros y, especialmente, para el llamado ‘efecto 2000’, que podría paralizar España si no tomamos medidas» ha advertido el general Villar en su discurso a las tropas.

Chacón, emocionada, ha felicitado al Ejército «por su constante esfuerzo a la hora de servir a una sociedad en continua mutación» pero ha querido plantear una pregunta inquietante: «¿Está nuestra bandera española suficientemente preparada para Internet?».

El acto ha alcanzado su punto álgido llegada la medianoche, cuando se han lanzado al aire doce granadas, una por cada hora que marcaban los pitidos del Casio del jefe de Estado Mayor, que lucía el reloj alzando el brazo con orgullo.

Tras los fuegos artificiales y el jolgorio, el general Padilla, venerado representante de las Fuerzas Armadas, ha emplazado a las tropas «a no perder la compostura con el cotillón y las muchachas, porque de lo único que hay que emborracharse esta noche es de España». También se ha mostrado muy preocupado «por lo de Perejil, que no puede pillarnos desprevenidos». Luego, ha pedido un minuto de silencio «para todos aquellos soldados que ya no están» y ha animado a los combatientes «a actuar con valentía y prudencia en el frente de batalla para que el año que viene, cuando celebremos la llegada de 1993, sigamos vivos todos los que estamos hoy aquí».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.