- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Desalojan un bar porque un cliente pide tomar un café solo

LLEVABA GAFAS OSCURAS Y CREYERON QUE ERA INSPECTOR DE LA SGAE

Esta mañana, 47 personas han sido desalojadas urgentemente del bar «El balón de oro» situado en el barrio barcelonés de Sarrià. «Estábamos charlando tranquilamente y de repente los camareros nos han pedido que mantuviéramos la calma pero que abandonáramos el bar lo antes posible. No olía a gas ni parecía que hubiera habido una explosión, por lo que pensamos en un atraco. Luego un señor dijo que los atracadores no te expulsan del local sino que te roban primero, y otra señora cuyo primo es policía dijo que nos pondrían en fila frente al bar para fusilarnos o algo peor. La gente se ha puesto histérica y un señor delgado ha intentado colarse por una rejilla de la ventilación» explica uno de los testigos del suceso.

Finalmente, los camareros -que también han salido fuera del establecimiento- han explicado que uno de los clientes había pedido tomar un café solo. Cuando se lo ha terminado, la situación ha vuelto a la normalidad.

Tras el incidente, muchos han preguntado a los responsables de «El balón de oro» si están dispuestos habitualmente a satisfacer cualquier demanda de los clientes, por engorrosa o estrafalaria que sea. «Es que no es eso, coño» se lamenta Rafel Romero, gerente del local. «Lo que pasa es que te entra un señor alto con gafas oscuras y te pide ‘tomar un café… solo’, con esa pausa dramática que hizo, y ni se te ocurre vacilarle. Todos pensamos que era un recaudador de la SGAE, y aún sigo pensándolo».

No es la primera vez que se produce una situación embarazosa en este bar. «Hace un año, entró un calvo y pidió una coronita. Justamente mi hijo tenía un disfraz de Rey Arturo y se lo hice traer. Le pusimos la corona al hombre y se armó la gorda», reconoce Romero.