- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Una huelga de camilleros obliga a arrastrar a los enfermos con caballos

SÓLO NOTAN EL CAMBIO AL SUBIR ESCALERAS

Los hospitales españoles se han visto obligados a recurrir a la imaginación para desplazar a los enfermos tras iniciarse ayer por la tarde una huelga indefinida de camilleros, que reivindican mejoras salariales y nuevas camillas con dirección asistida y neumáticos de perfil bajo. «Necesitábamos algo capaz de arrastrar mucho peso de manera rápida. Ensayamos primero un complejo sistema de imanes, pero muchos pacientes se quedaban pegados a las neveras. Las pruebas con catapultas provocaron muchas bajas, así que finalmente pensamos en volver a lo que se hacía en los westerns y que sigue funcionando en algunas clínicas de Bilbao: los caballos» explica el gerente del Hospital Alfonso Twitter de Valencia. Cientos de equinos recorren actualmente los pasillos de los hospitales de España arrastrando con cuerdas a los enfermos, que apenas notan el cambio. «Lo jodido son las escaleras, pero entre esto y morirse, pues adelante con las escaleras» reconoce un paciente de la Clínica Ruber, que ingresó por un cuadro de ansiedad y ahora quiere un poni.

Dolores Parlamat, portavoz en España de la asociación protectora de animales PETA, ha criticado que cientos de caballos sean obligados «a empalmar unas guardias con otras para solucionarle la papeleta al Estado». También ha animado a los equinos «a juntarse con las ratas de laboratorio y entre todos acabar con esta farsa».

Se calcula que en España hay dos caballos por habitante, mientras que la proporción de camillas es mucho menor. «Si todos los españoles enfermaran de golpe, dispondrían de un caballo para ser trasladados y aún habría otro libre para controlar el tráfico», ha declarado la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.