Una ecografía ha revelado la presencia de un grafiti en el útero de Rosa Moreno, alicantina embarazada de ocho meses. La pintada, que reza “Güeles a K-Roña”, ha provocado un gran revuelo en la comunidad científica y la propia madre asegura que la actitud del feto puede deberse a que ella en el pasado se sintió atraída por el punk y la ideología antisistema. “Ha sido él porque en el útero no hay nadie más. Encima, su mirada es como desafiante. Preveo un parto difícil en el que, probablemente, habrá que darle más de un cachete a la criatura” ha declarado el ginecólogo de Moreno.

Rosa Moreno, que será madre soltera, asegura que el feto “ya lleva varios días siendo pesado con las pataditas. El médico me ha dicho que no sólo son patadas sino también puñetazos. Se muestra agresivo cuando le pongo música de esa relajante para nonatos. Curiosamente, sólo se tranquiliza con Iron Maiden, Mayhem y esos grupos tan violentos”.

Después de nacer, lo llevarán al psicólogo.

Moreno está convencida de que su hijo nacerá “repartiendo leña”, por lo que intenta tomar medidas preventivas. “He escondido los cuchillos en casa y he tapado enchufes y demás. Le iba a llamar Damián, pero como se parece demasiado a Demonio creo que le pondré Ángel”. También ha concertado hora con un psicólogo infantil. “Quería llevarlo al psicoanalista, pero luego he pensado que le preguntarán por su infancia y poca cosa les va a poder decir”, ha añadido.