- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un dominguero lava su coche hasta desintegrarlo

UTILIZÓ PRODUCTOS CADA VEZ MÁS FUERTES

El empresario alicantino Juan Leiva, que ejerce de dominguero los fines de semana, ha visto su coche reducido a un charco de jabón, lejía y otras sustancias químicas tras haberse dedicado a frotar la carrocería con productos de limpieza cada vez más agresivos. «Siempre lo ve sucio, nunca se da por satisfecho. Ya cuando me ha pedido el bote de salfumán le he dicho que aquello no era bueno para la pintura. Pero es que luego, cuando ha untado los retrovisores con cal viva, con los niños por allí tosiendo y con los ojos rojos, ya me he ido porque me ponía nerviosa», declara su mujer.

Leiva se niega ahora a aceptar los hechos y asegura que el automóvil está tan limpio que cuesta de ver. «Se pasea por el jardín con el volante en la mano, que es lo único que ha dejado más o menos intacto» explica su esposa, que pide ayuda a los especialistas para que le hagan entrar en razón.

«Un dominguero es perfeccionista por definición, pero Juan ha querido serlo tanto que ha conseguido lo contrario de lo que quería. Es una realidad demasiado dura para él, por lo que ha construido un relato paralelo de los hechos en el que el coche está en perfecto estado de revista», argumenta el psicólogo Ramon Lara, amigo de la familia. «Lo malo es que no puedo acercarme a hablar con él porque cuando estoy a menos de un metro de su coche invisible se aparta para que no se lo ralle», añade.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones