Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, ha convocado una rueda de prensa esta mañana para comunicar que pronto será viernes. “Antes de efectuar una afirmación a la ligera que diera falsas esperanzas a los ciudadanos, hemos consultado calendarios homologados a nivel internacional para ratificarlo. Siendo hoy jueves, y en esto estamos más o menos de acuerdo, ya casi es viernes”, ha afirmado Garmendia. La portavoz popular Soraya Sáenz de Santamaría ha criticado “el optimismo irresponsable del Gobierno, que oculta deliberadamente que el próximo lunes está a la vuelta de la esquina”.

La reflexión de la ministra ha generado numerosos comentarios entre la opinión pública. En muchas oficinas españolas los trabajadores se han reunido alrededor de la máquina de café para valorar la proximidad del viernes y compartir los planes para el fin de semana. Empresas como Telefónica de España han repartido folletos entre sus empleados informando de que el jueves no es el viernes aunque uno venga después del otro. El objetivo de dicha aclaración es “evitar que muchos dejen para el lunes próximo lo que pueden hacer hoy, cosa que ya suele pasar los viernes”, en palabras de un portavoz de la compañía.

“Ciertos rumores maliciosos pretenden minar la concentración de los trabajadores convirtiendo el jueves en un día dedicado a pensar en la proximidad del viernes. Eso convierte ese día en una especie de réplica del viernes en cuanto al nivel de expectativa. Si el proceso continúa, la cosa acabará afectando al miércoles, luego al martes y cuando llegue el lunes no sabremos si reír o llorar” explica el psicólogo Martín Siembra, totalmente contrario al comunicado del Gobierno, que tilda de contraproducente. “Mientras aquí discutimos la cercanía del viernes, en Suecia las autoridades invierten en campañas para convencer a la población de que el lunes puede ser su amigo. La diferencia de mentalidades es clarísima”, ha añadido.

Garmendia se defiende de las críticas alegando que “en tiempos difíciles conviene hablar de cosas positivas si las hay, aunque por supuesto el Gobierno tiene previsto abordar el tema del lunes cuando esté más próximo y hacerlo, además, desde un enfoque maduro y responsable”.