- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Multan a un empleado de Pikolín por despertarse en horas de trabajo

LA AUSENCIA DE LEGAÑAS ALERTÓ A SUS SUPERIORES

Manuel F., encargado desde hace once años del departamento de control de calidad de Pikolín, ha recibido una sanción por despertarse varias veces a lo largo de su jornada laboral. Aunque el trabajador ha alegado que sufre insomnio, la empresa considera que debería haber pedido la baja en vez de descuidar sus obligaciones. «Llevo semanas intentando procesar mi baja, pero claro, en Recursos Humanos están todos durmiendo y, si les despierto, a ellos también les puede caer un marrón», argumenta Manuel.

«La cosa había llegado a unos niveles escandalosos. Era el único empleado de la fábrica que no lucía legañas. Tenemos grabaciones de las cámaras de seguridad en las que se le ve claramente leyendo el periódico en la cama. Era una falta de respeto hacia sus propios compañeros, que vienen cada noche dispuestos a trabajar» se queja Roberto Fajardo, portavoz de la conocida fábrica de colchones.

La excusa del insomnio tampoco convence a los responsables de Pikolín puesto que «Manuel, igual que todo el mundo, toma cada día su vaso de leche caliente con galletas. Además, todos saben que, cuando el trabajo se pone difícil, tienen a su disposición la filmografía entera de Jean-Luc Godard», insiste Fajardo.