- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Melbourne y Tokio, primeras en recibir el Día de la Hispanidad

ESPECIAL HISPANIDAD

Los cientos de miles de personas que abarrotaban las calles de Perth, Sydney y Melbourne han coreado la cuenta atrás para la medianoche y han estallado en un “¡Viva España!” lleno de júbilo entre confeti, cava extremeño y monteras de colores.

En Tokio también se ha recibido el Día de la Hispanidad por todo lo alto. Más de dos millones de personas han celebrado en la calle la llegada del 12 de octubre cuando en España aún estábamos en la sobremesa del día 11. Lamentablemente, aparte del jolgorio y las muestras de cariño hacia nuestro país, también se han oído algunos gritos contra la Casa Real y un grupo de radicales ha intentado quemar, sin éxito, una gran fotografía del monarca. Más de 8000 personas han tenido que ser atendidas por quemaduras de diverso grado e inhalación de humo.

Una hora más tarde el día de la Fiesta Nacional ha llegado a Beijing. Entre fuegos artificiales y las notas de nuestro himno tocadas por la Banda Maoísta del Ejército Rojo, más de 20 millones de chinos han desplegado una gigantesca bandera rojigualda con la efigie del toro y se han unido a la fiesta planetaria entonando los famosísimos “A por ellos oé”, “Es polaco el que no bote” y gritos de “Raúl, selección”.

En Hong Kong la policía antidisturbios ha cargado contra 200 millones de jóvenes fascistas que exhibían banderas pre-constitucionales y que habían destrozado una papelera.

Unos 2000 millones de neoyorquinos han seguido en directo el desfile militar y los actos oficiales en pantallas gigantes colocadas en Times Square. Como curiosidad hay que destacar que se ha aplaudido a rabiar la presencia del gobierno autonómico vasco en el desfile y miles de gargantas han lanzado al aire un atronador “Yo soy español, español, español”.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.