- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La cabra de la Legión no asiste al desfile alegando motivos personales

ESPECIAL HISPANIDAD

Según fuentes de Presidencia, “Tizona”, la cabra de la Legión Española, no ha acudido al desfile militar del Día de la Hispanidad “por motivos personales”. Su ausencia ha deslucido el acto y muchos niños han echado en falta su presencia, su simpatía y sus cabriolas. «Es un incidente lamentable para los españoles y para las cabras y esperamos que no vuelva a repetirse», ha asegurado la ministra Carme Chacón.

“Tizona” se desplazó hasta Albacete, su ciudad natal, hace tres días. La versión oficial es que está “muy afectada por la situación de nuestras tropas en Afganistán”.

Fuentes cercanas al Ministerio afirman, sin embargo, que “hay tirantez en las relaciones de ‘Tizona’ con Carme Chacón”. La ministra no ha escondido nunca sus preferencias por otra mascota “más afín al PSOE” e incluso José Ribera, responsable de la Unidad Médica de las Fuerzas Armadas, se ha referido a una «posible incompatibilidad hormonal entre la cabra y la ministra que nadie había podido sospechar siendo la primera vez que una mujer se hace responsable del Ministerio de Defensa».

“Tizona” lleva 20 años en el Ejército. En 2007 fue ascendida a sargento y en enero de este año se le impuso la Cruz de San Juan al Mérito “por su gallardía y tacto suave”. Sin embargo, la carrera fulgurante de la cabra parece haberse estancado desde que Carme Chacón sustituyó al anterior ministro de Defensa, José Antonio Alonso.

«Es la típica pelea entre víboras», explica un militar que prefiere permanecer en el anonimato. «Todo el mundo se sorprendió cuando Chacón, embarazada de siete meses, decidió visitar al contingente español en Afganistán. Curiosamente, ‘Tizona’ acababa de dar a luz y disfrutaba de su baja maternal. Está claro que la ministra quería darle una lección a la cabra. Le echó un pulso. Luego también se dice que el animal se acercó un poco al bolso de la ministra y ella le gritó ‘apártate, asquerosa, que es de Vuitton'».

Es la primera vez que la cabra de la Legión desatiende sus obligaciones minando la imagen del Ejército, exceptuando una divertida anécdota acontecida en verano de 1998, cuando visitó a los Reyes en Marivent y, saltándose el protocolo, se bebió una botella de whisky escocés.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.