- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Gallardón deja que los gordos vuelvan a las calles

AGRADECE SU INESTIMABLE APOYO A LA CANDIDATURA OLÍMPICA

Tras conocerse el veredicto del Comité Olímpico Internacional, que ha confiado la celebración de los Juegos de 2016 a Río de Janeiro, el alcalde de Madrid ha informado que «los madrileños con sobrepeso, que tanto nos han ayudado siguiendo desde la intimidad de sus hogares el desarrollo de los acontecimientos, están autorizados a salir de nuevo al exterior si así lo desean, aunque sea para ir a buscar más comida aceitosa de esa que tanto les gusta».

El fin del periodo de reclusión ha provocado sentimientos encontrados entre la población obesa de Madrid: «Por un lado me apetece ponerme las botas al aire libre, pero por otro ya me había hecho a la idea de no mover el culo del sofá en siete años», declara uno de los ciudadanos que aceptó gustosamente la invitación de «apartar ese asqueroso pandero de las cámaras de televisión para que Madrid parezca una ciudad sana y normal». Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés, que se había encerrado en su establecimiento de Nuevos Ministerios, ha reconocido «lo duro que ha sido resistir la tentación de bajar a la planta del supermercado y comer hasta reventar».

El hecho de que Alberto Ruiz-Gallardón no haya mencionado en ningún momento a los internos de los sanatorios mentales y de los centros penitenciarios ha generado decepción entre los miembros de dichos colectivos. «Nosotros también nos hemos quedado aquí, entre delincuentes, para no molestar. Y ahora que todo vuelve a la normalidad, nadie se acuerda de nosotros. Luego la gente aún se pregunta qué me impulsó a matar a toda mi familia» se queja un inquilino del Centro Penitenciario Alcalá-Meco.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.