- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Blu-ray se convierte en una religión

Sus adeptos creen que se reencarnarán en Alta Definición

El nuevo soporte digital, que está destinado a desbancar al DVD, se ha consolidado definitivamente tras ganar la llamada «guerra de formatos», durante la cual los consumidores tuvieron que decidir si se decantaban por este nuevo formato o por el HD-DVD. Después de dos años, los cada vez más numerosos compradores de este producto han fundado la Iglesia de la Santa Definición (HD-Church) y, cada sábado, pasean por los centros comerciales tratando de captar nuevos adeptos. Los jóvenes inseguros y sin criterio cinematográfico acostumbran a caer víctimas de esta organización.

«Son tales la definición, la distinción y la claridad del Blu-ray que se puede percibir algo sobrehumano más allá del píxel» dice Guillermo Rato, cliente del centro comercial Fnac, mientras rebusca entre las estanterías de cine de autor. «Cada uno de estos bichos vale 25 euros, que pagaré religiosamente». Aunque Guillermo utiliza un televisor en blanco y negro para reproducir sus discos Blu-ray, está convencido de que gracias al nuevo soporte podrá ver cosas que antes no era capaz de percibir. Responde totalmente al perfil del adepto a este credo y asegura que su encontronazo con un «señor gordo», que le enseñó cómo se veía una película de animación en una pantalla de plasma de 42 pulgadas, no tiene nada que ver con su nueva afición. «El DVD apesta» se limita a decir cuando se le piden argumentos que justifiquen tanto entusiasmo.

La nueva secta no sólo fomenta el consumo irresponsable: muchos sospechan que sus organizadores planean suicidios colectivos a través de la Alta Definición. La Policía ya desmanteló hace dos meses en Salamanca un local en el que un grupo de jóvenes llevaba días encerrado viendo la trilogía de Robocop en una Playstation 3. Dos días más de encierro y habrían muerto de inanición.

«Francamente, yo creo que cuando todos morimos nos reencarnamos en calidad Blu-ray. Y entonces podemos mirarnos los unos a los otros y ver nuestra alma. Sólo si antes te has pasado a ese formato, claro. El resto se reencarna en VHS o en un ‘Screener’ de esos del top manta en los que se oye a la gente comiendo palomitas», dijo uno de los adeptos tras ser rescatado contra su voluntad.

Las autoridades difundirán una lista de comportamientos sospechosos para que los seguidores de la secta sean fácilmente detectados. Uno de ellos es el uso continuado de expresiones como «En DVD esta peli era una mierda, pero en Blu-ray… hombre, eso ya es otro cantar».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.