El ex President de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol, está sopesando la vuelta a la actividad política, según confiesa en el artículo titulado “Mi vuelta” publicado en el diario La Vanguardia. En el mismo, Pujol aclara que “nunca lo haría en Convergència Democràtica, y menos en Unió”, sino en un marco bien distinto. “El anarquismo es una idea muy tentadora”, escribe, “quizás la única salida a un sistema agotado”. “Además”, prosigue, “el anarquismo, tal como lo veo, no se contradice con la idea de Dios ni con la familia”. “El domingo, claro, es el Día del Señor, pero nadie te obliga a tener Dios los días laborables, que es cuando el anarquismo tiene más sentido”.

Los últimos años el político ha dedicado buena parte de su tiempo a escuchar jazz y a tocar el contrabajo, ya que, según sus propias palabras, “el jazz me ha abierto los ojos” hasta el punto de que cree que hoy por hoy las ideologías del siglo XX están quedando en evidencia. “Hay que reinventar la política europea”, afirma.

Pujol, que como es sabido tiene un vínculo muy estrecho con el Rey Juan Carlos, confiesa que ambos han pasado últimamente numerosas noches “charlando y bebiendo vino y escuchando y tocando jazz, sobretodo free jazz y bebop”, durante las cuales “hemos hablado del anarquismo con mucha intensidad, si bien él, que es mucho más nihilista que yo, no puede hablar de ello en público debido a su profesión de rey”. Ambos coincidieron en que el futuro de Europa pasa por liberarse de las limitaciones del actual sistema político y apostaron por una Europa mucho más “intensa”. “Las noches con Juan Carlos me han llevado a plantearme seriamente la creación de un partido anarquista para el cual ya he contactado con bastantes amigos y personalidades del mundo económico y político que se han mostrado dispuestos y abiertos”. No menciona ningún nombre, si bien deja claro que todos ellos tocan algún instrumento.

Acaba el artículo anunciando la próxima aparición de un disco llamado “My Feelings Are Just For Catalunya!”, grabado con él al contrabajo, el Rey a la trompeta y Abel Matutes al piano, que podrá descargarse libremente en Internet bajo licencia Creative Commons.