La Sociedad General de Autores y Editores, harta de ver cómo baja su popularidad, ha decidido lanzar una campaña para ofrecer su cara más amable. José Luis Borau, su presidente, ha presentado el eslogan “No seas hijo de puta” como “una idea de que la SGAE no es mala, sino que el malo eres tú”. De esta manera la entidad pretende ganarse las simpatías de los miles de usuarios que están descontentos por el uso que se hace del canon digital, entre otras cosas.

Borau, acompañado de un grupo de músicos y cineastas, ha hablado del proyecto: “Un día al mes los mejores músicos del país, como Joaquín Sabina, visitarán un hospital para ofrecer púas de guitarra a los niños enfermos de cáncer por un precio más que asequible”.

El resto de contenidos de la campaña, que llenan casi un folio, comprenden visitas a escuelas, corridas de toros benéficas “en las que se destinará cerca de un 2% a la perrera municipal de Colmenar Viejo”, la representación del espectáculo infantil de títeres “Si pirateas eres un hijo de puta” y la gran estrella del proyecto, el “Día sin canon”.

El “Día sin canon” propone que los españoles no paguen ni un céntimo en concepto de canon durante un día a condición, eso sí, “de no comprar material que estuviese gravado con el impuesto y de no reproducir música ni películas ni ningún otro contenido o parte de él que estuviese sujeto a algún tipo de protección del copyright”.

Finalmente, tras ser preguntado por las visitas a las escuelas, Borau aclaró que los músicos nunca actuarán gratis, y que la escuela visitada deberá pagar un canon “porque las conversaciones que tuvieran los artistas podrían acabar siendo parte de la letra de una canción en el futuro”.