Entrada al refugio.
La medida ha sido aplaudida por el grueso de la sociedad internacional y son muchos quienes creen que este reconocimiento a la actividad de los intelectuales debería haber llegado antes. “Me alegra que, al fin, la sociedad nos ponga en el lugar que nos merecemos” ha dicho el escritor Arturo Pérez-Reverte, que encabeza la lista de intelectuales españoles seleccionados para ir al búnker. “Nos han dicho que en el refugio hay bibliotecas inmensas, que será como un Olimpo de los dioses sólo que con gente que vale la pena de verdad”, ha añadido.

“Son personas que siempre están pensando en lo suyo y que, por eso, pueden morir atropelladas. Creo que todos deberían acudir al refugio en masa. Que no quede ni uno de ellos en las calles” dice Antonia, madre de familia de 52 años. “Ellos están seguros y nosotros no tenemos que aguantar sus imprescindibles monsergas” añade Aurelio Manila, conserje en la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.

Para facilitar la labor de reclutamiento, se solicitará la colaboración ciudadana. Cualquier persona que pueda conocer a un intelectual, esnob, artista o poeta debe ponerse en contacto con las fuerzas del orden. Éstas informarán a los interesados de las ventajas que ofrece el búnker a cualquier librepensador.