Antes de que la actividad política vuelva a su ritmo habitual, José Luis Rodríguez Zapatero ha querido convocar un pleno extraordinario en el Congreso para mostrar a los principales agentes del Gobierno y de la oposición las fotografías que tanto él como su familia han ido tomando este mes de agosto. Se trata, básicamente, de imágenes de Lanzarote que, según el presidente, “es todo naturaleza, es vida, es descanso, es amabilidad de la gente”. Las instantáneas muestran a Zapatero rodeado de los suyos, tomando el sol en la playa o apurando una apetitosa ración de paella de marisco.

Carme Chacón, que ha interrumpido sus últimos días de descanso para regresar a Madrid y asistir al pase de fotografías, ha declarado que “la isla está muy cambiada, al menos desde que fui por última vez con unas amigas de la facultad”. El comentario de la ministra ha abierto un intenso debate sobre su “juventud loquísima” y sobre “las borracheras que hoy en día sería incapaz de repetir”. Mariano Rajoy, por su parte, ha asegurado que la presentación “ha sido un coñazo y me ha hecho añorar el Debate sobre el Estado de la Nación”.

Es la primera vez que un presidente muestra sus fotografías personales en el Congreso de los Diputados. El año pasado, Zapatero ya intentó enseñar las 1.253 instantáneas que tomó en Doñana pero la ausencia de un proyector en las dependencias del Congreso impidió organizar la presentación. Esta vez, sin embargo, el mandatario ha sido previsor y ha traído de casa un portátil que se ha conectado a un televisor de plasma.

“Muchas de las fotos estaban movidas y encima el presidente llevaba el mismo bañador del año pasado, muy de los ochenta”, ha afirmado Soraya Sáenz de Santamaría.

“Ahora que he descubierto esto del Power Point, creo que haré más presentaciones. De hecho, pienso enviar por mail a los españoles mis imágenes de Lanzarote. Varios expertos están recopilando las direcciones de todos los ciudadanos para que ello sea factible” ha asegurado Zapatero.