- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Cientos de españoles pasan sus vacaciones en Internet

Muchos llevaban meses ahorrando para la conexión

Por culpa de la crisis, muchos españoles han tenido que prescindir de viajar al extranjero o de ir a hoteles en la costa y se han resignado a pasar el verano en Internet. La mayoría son jóvenes de entre veinte y treinta y cinco años que han estado ahorrando todo el año para contratar una línea ADSL.

«La oferta es amplísima porque Internet es un lugar muy grande y hay sitio para todos» dice Laura Roca, de treinta años. «De hecho, tengo muchas amigas que también están pasando sus vacaciones en la Red y no nos hemos encontrado aún». Roca no cree que el turismo haya cambiado tanto: «Nuestros padres iban al pueblo y nosotros vamos a Internet, pero viene a ser lo mismo. Están los foros y los chats de siempre donde todo el mundo se conoce y se saluda. Hacemos vida de veraneantes, nos pasamos el día navegando».

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha registrado este año un aumento considerable de veraneantes online. «El nivel de ocupación en Internet es altísimo, siempre hay muchas personas conectadas a todas horas. Si la Red fuera un hotel no habría suficientes toallas para todos y sería un caos», apunta el ministro Miguel Sebastián.

Sin embargo, a pesar del repunte de este año, hay quienes llevan ya mucho tiempo optando por el ordenador como alternativa vacacional. Este es el tercer verano que Sergio Noriega pasa en blogs, foros y redes sociales y no echa de menos destinos presuntamente más atractivos. «Se acabaron los mosquitos. Se acabó discutir sobre si playa o montaña… en Google puedo buscar fotos de playas, de chicas en topless o, si quiero un poco de emoción, de gente haciendo rafting. Si la cosa se anima, busco incluso vídeos sobre preparación de cócteles caribeños».

Sus padres, con quienes convive, están algo preocupados y le recriminan que «se tira el día en calzoncillos delante del ordenador», empapado en sudor y fumando. «Y de vez en cuando le oímos soltar una carcajada. Nosotros iremos al pueblo unos días y queríamos que nos acompañara para que se despejara, pero dice que allí no hay Wi-Fi, así que se quedará solo», dice la madre. Le dejarán, eso sí, un buen surtido de platos preparados.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones