- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Retiran la última estatua ecuestre de Ramoncín

SE FUNDIRÁ PARA HACER 1.458 ESTATUILLAS DEL CANTANTE

La Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que preside Alberto Ruiz-Gallardón, ha aprobado la retirada de la última estatua ecuestre de Ramoncín que quedaba en Vallecas. El monumento, erigido en cobre por Santiago Alserón -el mismo que asesora al responsable del mantenimiento facial del cantante- se fundirá para elaborar piezas más pequeñas del «rey del pollo frito». La comunidad vecinal ha acudido esta mañana a fotografiar la estatua antes de que los operarios del Ayuntamiento se dispongan a romper la soldadura del monumento con el pedestal. «Durante más de treinta años hemos podido disfrutarla todos y ahora, en cambio, se convertirá en figuritas que sólo podrán tener unos cuantos afortunados» ha declarado uno de los vecinos. La maniobra de las autoridades se ha efectuado en virtud del cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica pero el propio Ruiz-Gallardón ha añadido que «la decisión es también coherente con el giro intimista del rockero, que ya no busca grandes aspavientos sino pequeñas aproximaciones a la poética de la introspección y de la cercanía».

«Fundiendo la estatua vamos a conseguir 1.458 estatuillas de Ramoncín, lo que nos permite acercar su figura a mucha gente e incluso organizar un premio cultural que sirva de excusa para entregarlas» ha añadido el alcalde ante la incomprensión de muchos seguidores del artista, que han llegado a abrazarse a las patas del caballo para expresar sus sentimientos encontrados. «Por un lado es una pena que desaparezca el monumento, pero por otro siempre es mejor tener 1.458 Ramoncines que sólo uno a compartir entre varios» ha argumentado uno de los fans.

El cantante no ha querido valorar la decisión del Ayuntamiento pero sí ha declarado que respeta la idea de optar por algo menos ampuloso: «me parece guay, tío» ha asegurado. No se descarta que, una vez retirada la estatua ecuestre, el autor decida componer una canción en su honor. «Ya veremos, pero el estribillo debería ser algo equino y canalla a la vez. No sé, algo como un caballo que escupe a la gente. Una llama. Una llama ecuestre, tío».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.