- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Las Cortes someterán a votación la ley de la Gravedad

Los españoles deberán ostentar una determinada masa

Determinados sectores eclesiásticos han llegado a proponer la abolición de la fuerza gravitatoria.
El grupo socialista del Congreso de los Diputados negocia a marchas forzadas con otros grupos parlamentarios para asegurarse una mayoría de votos suficiente para ratificar antes de las vacaciones de agosto la ley de la Gravedad. Dicha ley rige el movimiento de todos los objetos materiales dentro de los límites del territorio español, y fue postulada por el eminente físico inglés Isaac Newton en su magna obra «Philosophiae naturalis principia mathematica».

“Desde el siglo XVII hasta hoy la ley nunca ha sido refrendada democráticamente” explica un portavoz del grupo socialista. Pese a ser una norma nacida en el seno de un país con una sólida tradición democrática, curiosamente la ley no llegó a seguir los trámites parlamentarios pertinentes y, por lo tanto, nunca entró legalmente en vigor. “Aunque sí, claro, su aplicación se hizo ya en su época de manera amplia y entusiasta, contando con un enorme respaldo popular. Todo el mundo se apuntó al carro de la gravitación universal”, especifican las mismas fuentes.

El objetivo de la puesta al día de la ley de la Gravedad por parte de las Cortes Españolas es dotar al Estado de un instrumento legal eficaz en su lucha contra fenómenos que desafían las leyes físicas. Según el nuevo redactado de la norma, todos los españoles estarán obligados a ostentar una determinada masa en virtud de la cual serán atraídos hacia el centro de la Tierra por una fuerza regular y constante. El cálculo de dicha fuerza podrá realizarlo particularmente quien lo desee y, en el caso de personas mayores o de nivel cognitivo menor, podrán recurrir a sus respectivos ayuntamientos.

El Gobierno prevé que la nueva ley de la Gravedad entre en vigor a principios de agosto, coincidiendo con el período vacacional de la mayoría de los españoles, con lo que las posibles disfunciones en su aplicación en casos concretos podrán corregirse sin alterar la normal atracción terráquea de los demás ciudadanos.

Fuentes del poder legislativo español reconocen la importancia histórica de la medida y alertan del posible efecto que podría tener si algunos países se negaran en el futuro a seguir el ejemplo español, con el consiguiente riesgo de provocar incongruencias físicas graves a nivel planetario. Es por ello que tal norma debería ser debatida y aprobada en foros u organismos internacionales.

Finalmente, en virtud de los pactos que el grupo socialista pueda conseguir con otros grupos parlamentarios, la ley de la Gravedad posiblemente recibirá otro nombre, como ley del Peso o ley de Abajo, puesto que el término gravedad es considerado intimidatorio y alarmista.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones