“Lo del STOP es sólo el principio”, explica el director de la DGT. “Queremos renovar el diseño de todas las señales de tráfico de España, dado que se han quedado algo anticuadas. Francamente, es penoso haber entrado en el siglo XXI contando sólo con señales circulares, cuadradas, triangulares y octogonales y con una carta de colores que resulta aburrida y monótona. Queremos desafiar la geometría y la estética. También se intentó que el spot de televisión para la campaña de vacaciones de 2009 lo rodara Isabel Coixet, pero al final no pudo ser”.

Según la DGT, Labanda también recibió el encargo de diseñar un semáforo que fue probado en un cruce cercano a la estación de Atocha en Madrid. “Era precioso, como de dibujo animado, y el poste estaba pintado a topos, como si fuera un estampado de los sesenta. Fue retirado, sin embargo, porque las luces verde, roja y ámbar se cambiaron por tres tonos distintos de fucsia que los conductores al parecer no distinguían muy bien y se armaron unos pitotes de escándalo”.

En el caso de las señales de STOP, los únicos incidentes reportados han sido provocados por adolescentes que las han arrancado para “forrarse” la carpeta con el aluminio galvanizado.

Nuevas señales de peligro.

Además de renovar estéticamente la gama de señales existentes, la DGT cree que era necesario ampliarla, pues “los peligros a los que se enfrentan los conductores actuales no son los mismos que hace veinte años, ahora hay un montón de cosas que pueden aterrorizar al conductor y hacerle perder el control en cualquier momento”.

Estas son algunas de las nuevas señales de circulación que empezarán a verse en nuestras carreteras a partir de Agosto.