- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Los quesitos otorgan la victoria a un partido desconocido

ELECCIONES AL PARLAMENTO EUROPEO

Los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo han provocado el desconcierto en la Eurocámara puesto que el partido ganador, que ostenta las siglas PgH, no pertenece a ninguna formación conocida. «Podría tratarse de una coalición o de los restos de otro partido escindido. Es pronto aún para decirlo, pero debemos estar preparados para lo que pueda ser. Y también para que no nos guste» asegura Ronald Blender, experto politólogo del Reino Unido. Hans-Gert Pöttering, presidente de la cámara, ha hecho un llamamiento a la calma explicando que «vote lo que vote el ciudadano, no es tan raro que el juego político acabe dando la mayoría a un conjunto de fuerzas, a una coalición, a un algo. Por lo tanto, ese algo está aquí, lo pone en los quesitos y es nuestro deber participar de ese juego democrático con confianza, responsabilidad y a ver ese algo qué es o si son varios y en todo caso qué quieren o a qué han venido». Las siglas del partido victorioso han dado pie a todo tipo de especulaciones, aunque la más sólida apunta a la posibilidad de que se trate del partido del nuevo iPhone.

En España, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha reconocido que mantiene la esperanza «de que ese partido tenga representante en nuestro país y que dicho representante sea una mujer. Una mujer un poco así como yo, con quien me entienda, con quien pueda hablar de mis cosas de igual a igual. Eso es lo que busco yo en una mujer de un partido así. Qué ganas tengo ya de que llegue». Mariano Rajoy, menos optimista, ha advertido que «ese partido, al que obviamente felicito, tendrá que esforzarse mucho a la hora de explicar a los europeos qué significan sus siglas y, sobre todo, qué había estado haciendo hasta ahora y dónde se encontraba cuando había problemas».

Esta es la imagen mental que tienen los europeos del portavoz del PgH.
Esta es la imagen mental que tienen los europeos del portavoz del PgH.
Probablemente, todas las incógnitas levantadas por el partido ganador no serán despejadas hasta que sus representantes tomen posesión de sus asientos en la sede del Parlamento en Estrasburgo. «Esperemos que no se hagan los interesantes o que vayan a la suya. Deberán adaptarse un poco a nosotros por mucho que hayan ganado las elecciones. No se trata de discutir lo que dicen los quesitos, pero ya de entrada caen mal a muchos y si no se esfuerzan por agradar habrá constantes tensiones» sostiene un parlamentario conservador. Se desconoce si el partido es de izquierdas o de derechas y los analistas encuentran indicios en uno y otro sentido. «Tiene la ‘p’ de ‘progreso’, tiene la ‘h’ de ‘Hitler’, tiene la ‘g’ de ‘gobierno’… puede ilusionar y asustar a partes iguales según se mire, no sé», sostiene Ronald Blender.

No es la primera vez que un partido inesperado irrumpe en unos comicios. En 2004, el Partido de Regionalistas por Una Vida Efímera sorprendió en Alemania imponiéndose en el último momento a sus rivales y, cuando sus líderes celebraban con champán la victoria, se suicidaron lanzándose desde el balcón en el que estaban entre gritos y proclamas en favor del mero instante.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.