- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Cambian el logo de Visa por un smiley

Quieren que la gente se reconcilie con el capitalismo

El nuevo logo aparecerá en todas las tarjetas.
La crisis del consumo está atacando con crudeza algunos sectores. Entre ellos, la actividad de las tarjetas bancarias. Si su uso no paró de crecer en los últimos años, en el primer semestre de 2009 el empleo del «dinero de plástico» se ha reducido un 40%. “Yo la saqué de mi cartera. Creo que su influencia es muy perniciosa para las personas. Sólo con saber que la llevas encima ya vas comprando y comprando. Actualmente prefiero pagar mis caprichos con poemas, servicios o con cosas que haya hecho yo, creo que todo el mundo debería hacer lo mismo” dice Marta Royo, una joven de 23 años que se declara ex-adicta a la cadena de supermercados Media Markt. La renovada imagen de Visa pretende atraer de nuevo a los descreídos que, como Marta, están buscando nuevos paradigmas de intercambio comercial «que no pasan necesariamente por el sexo porque no soy una prostituta por el hecho de no usar tarjeta e intercambiar afecto esporádicamente con desconocidos y a veces en plena calle escondiéndome de la Policía», insiste Royo.

“Los americanos, durante años, han comprado de todo gracias a la tarjeta de crédito. ¿Acaso no estuvo allí siempre que se la requería? ¿Acaso no eran ellos mismos quienes gastaban sin pensar utilizando, incluso violando, la tarjeta?” protesta Saunders. “Y ahora todo el mundo dice que la culpa la tienen ellas, que llaman a consumir y consumir. Es como alegar que se cometió un delito sexual porque la víctima iba bien vestida. Bajo mi punto de vista es muy injusto. Visa ha dado tanto, tanto y tanto… y ahora no se le reconoce nada de esto, ha estado llenando el hambriento buche de Occidente y ahora la culpan por la indigestión”.

Por todo ello, la renovación de la imagen de la compañía pasaba por un rediseño del logotipo. “Creemos que abandonando el paradigma alfabético, las letras, y poniendo cara al filantropismo y a la generosidad de Visa, la gente sabrá reconocer la enorme labor que la tarjeta ha llevado a cabo y dejarán de buscar cabezas de turco” insiste Joseph Saunders. «Yo es que es mirarla y ya me entran ganas de comprar un Audi sólo por verla sonreír. La economía recuperará el amor que perdió por sus excesos».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones