El presentador delante de su nueva adquisición.

El presentador ante su nueva adquisición.
Las críticas no se han hecho esperar. Muchos creen que el presentador de Reus podría haber desarrollado algunos de los malos hábitos del rey del pop, pues son muy numerosos los rumores que le acusan de llevarse humoristas a casa, con los que podría haber compartido lecho. Buenafuente quiere distanciarse de las críticas y no entiende “qué hay de malo” en tratar a sus guionistas con el cariño que se merecen. “Sólo así podemos conseguir productos de la calidad de El Terrat”, dice.

Berto Romero, sobrino de Buenafuente, se ha desmarcado de su tío al afirmar que las necesidades de la productora son secundarias puesto que lo que busca el presentador en realidad es encontrar un hogar para su poni, dejar de tener problemas de aparcamiento con el Hummer y hallar un sitio adecuado para su enorme colección de figuritas Lladró. “Además, es un placer trabajar con un jefe que no ronca”, ha añadido Romero.

Fuentes de la productora, además, desmienten que Buenafuente pretenda asemejarse a Michael Jackson puesto que “está muy orgulloso del típico moreno de Reus”.