- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un niño sabotea la comunión de Juan y Pablo Urdangarín

LLEVABA EN EL BOLSILLO UN POKÉMON REPUBLICANO

El pasado sábado, la Familia Real al completo se reunió en la iglesia de los Capuchinos de Sarrià, en Barcelona, para celebrar la comunión de los hijos de los Duques de Palma. Entre los invitados estaba un niño, cuyo nombre no ha trascendido, que al parecer compartía pupitre en la escuela con el pequeño Pablo Urdangarín y Borbón. «Fue una verdadera pesadilla. Para empezar, se presentó vestido de calle, con lo que llamó la atención de todos. Iba solo, sin padres, y durante toda la ceremonia estuvo haciendo sonidos con los sobacos, se arrastró por el suelo lamiendo las medias de las señoras y, cuando se le obligó a sentarse, empezó a darse golpes en la cabeza contra los bancos y las sillas» explica el marqués de Ribadeneyra. Otros testimonios aseguran también que se comió varios centros de flores y que incluso envolvió a una persona de avanzada edad en papel higiénico. Como medida in extremis, y procurando evitar la violencia al tratarse de una criatura, los servicios de seguridad intentaron acallarle amordazándolo con el material del que disponían. Aún así, se coló en la foto de familia sin que nadie pudiese evitarlo.

Sin embargo, el momento más tenso de la jornada tuvo lugar cuando al niño se le ocurrió sacar un muñeco de goma del bolsillo de su pantalón y gritó: «¡Este es el Pokémon republicano! ¡Fuego a la monarquía!». Fue entonces cuando, ante las miradas escandalizadas de los presentes, el crío fue agarrado por los brazos y se le expulsó del recinto. Una vez fuera, incansable, aporreó la verja que le separaba del resto de los invitados, giró la cabeza 360 grados y, al grito de «¡Fuego a la monarquía!», explotó en mil pedazos. El inesperado final hace pensar a la Policía que se trataba de un robot republicano, aunque una comisión de investigación se encargará de estudiarlo detenidamente.

«Esto no es una simple anécdota. Para crear un niño robot, infiltrarlo en la escuela del hijo de los Duques de Palma y programarlo para algo así, se necesita una organización potente detrás» aventura el marqués de Ribadeneyra. Otras teorías sugieren la posibilidad de que se trate de un robot procedente del futuro, engendrado por la corporación internacional Skynet y con el objetivo de derrocar la monarquía española para instaurar una dictadura de robots y electrodomésticos. Joan Tardà, diputado de Esquerra Republicana de Catalunya, cree que «los niños siempre dicen lo que piensan y no necesariamente tiene que tratarse de un robot. Creo que yo mismo hubiese explotado en aquella situación, rodeado de aristócratas».

La Casa Real no ha querido hacer declaraciones sobre el incidente y, de hecho, procuró ocultar lo ocurrido hasta que la noticia se filtró inevitablemente a los medios de comunicación.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones