- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

El Barça podría bajar a segunda

GUARDIOLA PIENSA EN RETIRARSE Y CULTIVAR UN HUERTO

El empate a tres con el Villarreal podría acabar con el Barça y quizá también con Cataluña.
Justo cuando se creía que el Barcelona tenía la Liga al alcance de su mano, la pericia del Villarreal se vertió ayer como un jarro de agua fría sobre el Camp Nou dejando en evidencia las carencias de un equipo que vivía totalmente fuera de la realidad. «Éramos un gigante con pies de barro. Ahora lo hemos visto. Lo más sensato es retirarse de los grandes campeonatos y crecer desde las bases, entrenando en torneos regionales, de gira por los pueblos de Cataluña, alejados de los grandes fastos» ha admitido el entrenador Pep Guardiola, que planea regresar a Santpedor, localidad en la que nació, para «cultivar el campo, pero esta vez el que da hortalizas y no vanidades y desgracias». La afición, desconsolada, ha descargado su rabia contra los jugadores, que han tenido que soportar toda clase de insultos. El presidente del club, Joan Laporta, ha sido visto al término del encuentro emprendiéndola a patadas contra su Audi A8 y gritando «nunca merecí esta mierda».

Los ánimos de los barcelonistas se han encendido aún más cuando Joseba Llorente, autor de dos de los tres goles del Villarreal y, por lo tanto, principal responsable del insospechado empate, ha declarado que «no sé por qué se ponen así si, total, aún tienen posibilidades de hacerse con la Liga». «No es momento para la ironía, meter el dedo en la llaga cuando el rival está hundido me parece mezquino» ha replicado Carles Puyol, que aún defendiendo al Barcelona de los ataques dialécticos del rival ha tenido que aguantar que un aficionado de su propio equipo le gritara «tú mejor te callas, que no vales ni para descargar cajas en el muelle». Cabizbajo, Puyol ha abandonado la rueda de prensa autolesionándose a golpes contra las paredes.

Ante la perspectiva de un Barça convertido en reliquia de museo, la afición busca cobijo en el Español o incluso en el Real Madrid, al que algunos llaman «la gran esperanza blanca». José Montilla, presidente de la Generalitat, ha planteado la posibilidad de que el día diez de mayo pase a ser considerado «el once de septiembre del deporte catalán», a lo que un periodista no ha dudado en responder «tú mejor te callas, que no vales ni para descargar cajas en el muelle». Cabizbajo, Montilla ha abandonado la rueda de prensa para lanzarse en brazos de su esposa, Ana Hernández, que lo ha acogido fríamente y susurrándole palabras supuestamente amargas al oído.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones