Información repartida por la OMS.
El Gobierno teme que la gripe que transforma a sus portadores en mexicanos pueda convertirse en una pandemia mundial incontrolable. México aparte, han sido registrados más de cien casos en los Estados Unidos y cuatro en Europa. Los síntomas clínicos son similares a los de la gripe común, pero habría que sumar el uso de palabras de origen mexicano y una repentina afición a la comida picante. Parece ser que los atuendos tradicionales no aparecen hasta 72 horas después de pedir el primer jalapeño. El primer caso en España fue registrado ayer a primera hora, cuando un joven catalán ingresó en el hospital tras cantar rancheras durante siete horas sin motivo aparente. La población está alarmada y se prepara para lo peor.
 

“No hay motivos para alarmarse”

La ministra se mostró tranquila y confiada.
La ministra se mostró tranquila y confiada.
Pese a que la gripe mexicana ya ha llegado a España y se ha confirmado el primer caso, la ministra de Sanidad ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a la población. “No hay motivos para alarmarse, los posibles casos están controlados y los médicos confían en que el joven de Barcelona pueda hacer vida normal en breve. Tendrá que aprender catalán de nuevo pero lo bueno es que ahora sabe tocar el guitarrón”. Trinidad Jiménez ha reiterado una y otra vez que la situación en España no es de emergencia y que está totalmente controlada. La ministra también ha recordado el caso de un señor de Teruel que acudió a urgencias pensando que podía estar infectado y los médicos le recordaron que “llevar bigote no es un síntoma, especialmente si se lo dejó hace quince años”.

Diversas tiendas de souvenirs de Barcelona fueron asaltadas ayer por una docena de personas que robaron todos los somberos mexicanos que pudieron llevarse declarando que querían estar preparadas en caso de resultar infectadas en un futuro. “Si llega el apocalipsis de la chingada no quiero que me pille desprevenido”, decía una mujer de cincuenta años que había participado en el hurto masivo de sombreros. 

La Organización Mundial de la Salud ha distribuido un cuadro explicativo que resume y ordena cronológicamente la aparición de los síntomas de la enfermedad:

Hora 1: Indisposición general, picores y sudoración.

Hora 5: Dolor abdominal y ardor de estómago.

Hora 7: Estornudos y primeras expresiones: “Ay manito, me agarré un catarro de frijoles”.

Hora 11: El infectado pide comida mexicana a domicilio y repite una y otra vez “Guate, aquí hay tomate”.

Hora 16: Bigote y ganas repentinas de agarrar un guitarrón.

Hora 112: El infectado se hace narcotraficante.