- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La cabra de la Legión entra en la adolescencia

CUESTIONA TODA AUTORIDAD

Manolo, el carnero de la Legión española conocido popularmente como «la cabra de la Legión», muestra últimamente cambios en su comportamiento que hacen pensar a los psicólogos que «Manolo es ya un adolescente en toda regla». Aunque su rendimiento «sigue siendo ejemplar, disciplinario y marcial», ha protagonizado en los últimos meses algún altercado con sus compañeros «encabritándose por tonterías», según declara el doctor Basilio Mora. «No soporta que le lleves la contraria, siempre está de mal humor y con la cabeza alta. Va un poco ‘de guays'» explica uno de los legionarios que tuvo que reducirlo a patadas hace dos días. Sus responsables guiarán al carnero en su proceso de maduración, evitando las malas compañías y reforzando su amor por España, «al que por suerte no ha renunciado en ningún momento».

El equipo de psicólogos que atiende tanto a Manolo como al resto de legionarios, sometidos por su duro e intenso cometido a una gran presión, afirma que no es la primera vez que el carnero produce quebraderos de cabeza a los miembros del cuerpo militar. «Lo peor fue la etapa del ‘por qué’. Como los niños pequeños, no dejaba de preguntar y preguntar. Esta actitud es conflictiva en un entorno militar, donde las órdenes no deben ser nunca cuestionadas. Pero asumimos que aquello formaba parte de su crecimiento y se le acabó pasando. Lo mismo ocurrirá con lo de ahora. Sus ánimos volverán a templarse y se convertirá en un carnero español ejemplar. Tiene buen fondo y, aunque ahora cuestione toda autoridad, en el fondo sabe lo que España quiere y necesita» explica el doctor Mora, experto en conductismo militar.