- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

González-Sinde obligará a realizar tantas películas como se hayan descargado

"¿Quieres una película? Pues la pagas o te la haces"

El nombramiento de la directora Ángeles González-Sinde como nueva ministra de Cultura se ha visto como una estrategia de apoyo al cine español. La virulencia con la que González-Sinde solía oponerse a las descargas de Internet durante su etapa al frente de la Academia del Cine ha hecho que su elección no haya gustado a muchos ciudadanos. Pocos podían esperar que entre los planes de la ministra figurara una idea tan contundente como innovadora: «¿Te has descargado una película de Internet? Pues muy bien, ahora por ley tendrás que hacer otra y devolver a la cultura lo que le has robado».

La propuesta de González-Sinde empezó a aplicarse ayer mismo dado que «la situación de la cultura es crítica y no puede permitirse el lujo de esperar procesos judiciales lentos y costosos, así que serán las entidades de gestión las que se encargarán de informar a los usuarios de sus nuevas obligaciones». La ministra cree que de esta manera no sólo se amedrentará a los «piratas», sino que se hará entender al público «lo mucho que cuesta poner en marcha un proyecto cinematográfico o audiovisual».

Javier, un adolescente de Murcia, ha sido el primer español afectado por la nueva normativa: «estaba delante del ordenador descargando la última temporada de ‘Battlestar Galactica’ y vinieron unos señores que registraron los tres discos duros que tengo y ahora dicen que tengo que hacer todas esas series y películas empezando de cero. A mí me parece bien porque las últimas temporadas de ‘Perdidos’ son una auténtica basura y creo que yo podría aportar un nuevo aire a la serie; luego empezaré con ‘Sexo en Nueva York’ porque también la tenía en uno de los discos duros… Lo que pasa es que no la he visto aún, ni siquiera sé por qué la descargué, la verdad. Estoy pensando en coproducirla». 

El Ministerio de Cultura otorgará subvenciones para que todos los «piratas» que González-Sinde intercepte -es ella misma la que se infiltra en los foros sobre películas y series para tratar de identificar a los delincuentes- puedan llevar a cabo sus producciones con cierta solvencia. A algunos autores españoles esta medida les preocupa, dado que supone incrementar la competencia innecesariamente. Sin embargo, han respirado aliviados cuando han sabido que, hasta ahora, todavía no se ha encontrado ninguna película española en los discos duros inspeccionados.